La actualización de la zonificación de usos del borde costero, entra en fase de evaluación ambiental estratégica (EAE), en la cual se consideran geositios identificados a lo largo de nuestra región, por el proyecto Geoparque Minero Litoral del Biobío (GMLBB)

Para comenzar se debe decir, que la zonificación de usos del borde costero es un instrumento de planificación y ordenamiento territorial, que se encuentra planteado en la política nacional de uso del borde costero, su última versión para la región del Biobío data del año 2006, siendo así una necesaria actualización del instrumento que regula el uso del litoral regional.

Ya van 15 años desde el documento precedente, período en que han sucedidos diversos acciones en el litoral de nuestra región, desde la instalación de diversas industrias, que aumentan la afectación antrópica en el paisaje y la presión a ecosistemas naturales, hasta desastres naturales como terremotos y tsunamis, que también tienen una gran influencia en la modelación del territorio, de esta manera se torna necesaria una actualización en la zonificación de los usos que se le dan al borde costero del Biobío.

La actualización del borde costero tiene un objetivo principal, que es el consensuar intereses sectoriales, el interés de los diferentes actores sociales presentes en la zona costera y objetivos de desarrollo bajo un nuevo contexto territorial costero. De esta manera surgen objetivos estratégicos, siendo los primeros de todos aquellos que tienen que ver con prevenir degradación natural y paisajística, recuperar ecosistemas degradados, poner en valor el patrimonio cultural y patrimonial presente en el borde costero y reconocer el valor paisajístico aquí presente.

Estos objetivos destacan por ser los primeros mencionados, los que además promueven el desarrollo turístico de la zona costera del Biobío, es aquí donde entra en juego el proyecto Geoparque Minero Litoral del Biobío, al igual que Lota con las minas de carbón allí presentes y el Parque Nacional Nahuelbuta, buscan el reconocimiento de la UNESCO, el proyecto GMLBB el reconocimiento de Geoparque, Lota como Patrimonio de la Humanidad y Parque Nahuelbuta como Reserva de la biosfera.

Estas iniciativas confluyen en cierta manera con el proyecto GMLBB debido a que, varios de los geositios identificados en los trabajos en terreno, se encuentran presentes en Lota y en la Cordillera de Nahuelbuta. Es así que se reconoce el trabajo realizado por lo integrantes del proyecto en el documento de actualización de zonificación de usos del borde costero del Biobío, que dentro de sus criterios de desarrollo sustentable propone el turismo costero, mencionando sitios de interés geológico a nivel internacional como lo es la formación Quiriquina.

 

De esta manera Dr. Jorge Beyer, miembro del comité científico y técnico del proyecto Geoparque Minero Litoral del Biobío y director del Centro de Investigación Marítimo Portuario de la Universidad Católica de la Santísima de Concepción, nos señala “El hecho de que se incluyan los geositios y el proyecto de geoparque -que busca el reconocimiento de la UNESCO- en los instrumentos de zonificación de uso de suelos en el borde costero, es un gran aporte de parte del aparato público a la generación de políticas dirigidas al desarrollo, conservación y fomento de geoparques.”

En consecuencia, es grato ver que los trabajos realizados por los miembros del proyecto GMLBB, sean un aporte en un documento tan importante, como lo es la actualización de la zonificación del uso del borde costero, esperamos que este antecedente sirva de apoyo y sea tomado en cuenta para la concreción del reconocimiento de parte de la UNESCO y podamos seguir siendo un aporte para el Biobío y constituirnos como un geoparque más para nuestro país.